viernes, 8 de septiembre de 2006

Lo siento: me gusta Gran Hermano


- Milan - 8/09/2006 18:12

Lo reconozco: me gusta Gran Hermano. No es que lo busque, pero cuando lo encuentro, lo dejo estar en pantalla... pero necesito explicarlo porque también reconozco que Gran Hermano es una fábrica de monstruos mediáticos de usar, explotar y tirar, sin el menor interés humano, intelectual o emotivo.

Recuerdo que siendo muy pequeñito me fascinaba una historia que me contaba mi padre mientras me daba de cenar. Me contaba la aventura de Thor Heyerdahl en la expedición de la "Kon Tiki", una pequeña balsa de troncos con la que logró atravesar el océano pacífico con dos o tres compañeros. El recuerdo viene asociado a unas estampas (cromos) en las que se veían a los tripulantes de la Kon Tiki, barbudos y bronceados, luchando contra la soledad y la traicionera mar. Yo creo que lo que más me llamaba la atención era cuando mi padre relataba que estaban completamente solos y aislados en esa pequeña balsa en mitad del gran océano... Con el paso de los años, les fabriqué a mis hijos una balsa de tronquitos, como la Kon-Tiki, que aún conservan.

Es decir, eran unos hombres aislados en una pequeña balsa, en una situación límite y sin posibilidad de escapar. Pepe Lorente y la Bala recordarán que ellos representaron personajes de la obra de teatro "En alta mar", que relata las aventuras de tres náufragos en una balsa, el mayor, el menor y el mediano... y las alianzas variables que se entablan entre dos de ellos para comerse al tercero. Es decir, lo mismo: unos personajes aislados y obligados a convivir en un espacio limitado sin poder escapar... ¡fascinante! Y esta misma idea se ha repetido innumerables veces en la literatura, en el teatro y en el cine.

Y Santiago Genovés, otro aventurero que atravesó el atlántico en una balsa mínima llamada ACALI. Esta ocasión fue un experimento científico pensado y calculado: en ese pequeño espacio, sin intimidad ni para hacer las necesidades básicas, metió a convivir (y a navegar) un grupo heterogéneo de personas (hasta un cura metió). Se sin posibilidad de escapar. Se repite el planteamiento: personajes aislados y obligados a convivir en un espacio limitado sin poder escapar y en situaciones extremas... ¡Fascinante!

Pues Gran Hermano (si al menos sirve para que se lea "1984" de George Orwell... de esta novela salió la idea del Gran Hermano que vigila la intimidad de todos los ciudadanos) es exactamente eso: un grupo de personas obligadas a convivir en un lugar cerrado, sin posibilidad de escapar. Con el agravante de que tienen obligatoriamente que traicionarse (nominaciones) entre ellos... Y se apela a los instintos más prosaicos: el dinero. Premio por el que se formarán y desharán alianzas para luchar mejor por el premio. Y donde un día eran aliados luego son enemigos... ¡Crueldad y bajeza humana en estado puro!

...observar con ciertos ojos Gran Hermano es mucho más fascinante que sentarse delante de una jaula de simios. No hablo de observar el programa-espectáculo televisivo, sino lo que tiene de muestra inevitablemente clara de la naturaleza humana. Que buen programa se haría con un grupo de psicólogos de calle comentando las posturas de ataque/defensa de cada uno.

Pos eso. Que me gusta ver Gran Hermano a mi manera. ¡Sea!

Besitos... (lo siento, uno tiene sus debilidades)


- Aquilino - 8/09/2006 18:48

Sea. Entro al trapo.

El caso es que yo he sido siempre un furibumdo atacante del programa, pero... he aquí que la temporada pasada me vi "obligado" a consumir mucha más televisión de lo que en mí es habitual. ¿Y sabes qué pasó? Pues que me enganché a Gran Hermano. La explicación, sin historias de por medio, es relativamente similar a la que planteas. Es decir, lo que más me fascinaba era encontrar la explicación a determinados comportamientos que veo en mis alumnos. Cómo se plantean las discusiones, de qué modo surgen los conflictos y, sobre todo, qué manera tienen de solucionar estos conflictos. Creo que, efectimente hay que hacer el esfuerzo de ver una temporada completa de Gran Hermano, observar con ciertos ojos esa experiencia te puede ayudar a entender ciertas cosas reales.

Por tu intervención, veo que la nueva temporada ha debido de empezar. No he visto nada y espero este año no verme "oblligado" a hacerlo, pero en todo caso, ahí queda un apunte para la reflexión.

(nos estamos volviendo un poco raros...)

- Milan - 8/09/2006 20:23

Raros, vale... "raritos" sería ora cosa. Seamos precisos.


- Aquilino - 8/09/2006 21:31

Eso es... dejémoslo en raros, a ver si la gente va a empezar a sospechar.


- Maribel - 8/09/2006 23:56

¡¡Niñooooos vosotros lo que estais deseando es montar un gran hermano particular,pillines...!!Pedid un deseo,a lo mejor el hada madrina os lo concede y os veis concentrados en un hondo Guadalix...Cosas más raras se han visto


- Amador - 9/09/2006 14:11

Frates, el libro de los gustos televisivos está abierto...¡pero hay cada programa!

Por mí, me dá lo mismo los formatos que adopten cada año; así hay variedad y, sobretodo my wife, no se aburre.

Pero lo que más me molesta son los debates que surgen; cuando en este pais llamado España tenemos tantos problemas que resolver, parece que lo único importante es si uno le dió un beso furtivo a una o la otra le hizo cosquillas en el abductor al otro; que si Menganita hizo comentario despectivo a Fulanita o Zitunito le hizo corte mangas a Piyoyo.

Si al menos fuera un solo programa en una sola cadena, pero es que las privadas apuestan por los debates-bodrios, de tal forma que los de Las Cortes es juego de niños.

Me apunto al DVD: ¿Habeis visto "El Jardinero Fiel"?


- Aquilino - 9/09/2006 14:41

Sí. El tema de los debates es cosa aparte. No hablaba yo de eso precisamente. Esa es la carnaza donde se alimenta lo que comentaba de los conflictos y su manera de enfocarlos y resolverlos. ¡vomitivo!

He visto el jardinero fiel y lo he leído. Me gustó. Me temo que una desgraciada realidad sobre una bonita historia de amor.

No hay comentarios: