viernes, 22 de septiembre de 2006

En el día de hoy...


- Amador - 22/09/2006 12:57

...emotivo y encandilado el que suscribe, ¡tengo ordenador propio! Bueno es un decir, pero algo es algo...

Me explico: el "manitas" de mi hijo ha conectado su aparato al otro montado en la habitacion de al lado (donde me encuentro)y, yo que sé, pero tengo internet. Ya no me tengo que pelear más, ni guardar cola (excepto que las niñas aparezcan, y otra vez a poner "morros" y coger cabreos).

Claro, que ... también ha aprobado el carnet de conducir... ya coge el coche y... ¡Puñetero! si lo que ha hecho es clavarme a la silla para largarse con el cuatro ruedas. Y encima tendré que poner la gasolina. ¿Conseguiré que se eche novia...?


- Maribel - 22/09/2006 18:07


¡¡Seguro que se la echa Amador!! Más tarde o más temprano acaban fuera de casa, casi cuando menos te los esperas, te encuentras que la casa se te queda grande, que no tienes tanta ropa que lavar ni que planchar, que sólo haces comida para dos o tres...Nosotros, hace tres años y pico, teníamos la casa de bote en bote: mis tres hijos, los tres con los novios...ahora los dos mayores ya se han independizado; uno es el que se casa en diciembre y el otro será papá en marzo. La niña terminará este curso la carrera y si Dios quiere, se irá fuera a practicar idiomas así que la mayoría de los días estamos Jose y yo solitos. Pero bueno, no se está mal. Es casi recuperar la "libertad" perdida... ahora tenemos tiempo de nuevo para nosotros y hay que disfrutarlo. Es ley de vida .Ya ves que hoy estoy algo melancólica con esto de los hijos y es que este miércoles le dijimos adiós al hijo de unos amigos con 18 añitos que el martes tuvo un terrible accidente de moto y no se me quita de la cabeza la imagen de sus padres. Así, de esta forma tan cruel, que no se vayan nunca, aunque nos den mucho trabajo. Un besito.


- Amador - 22/09/2006 18:46

...¡jo Maribel! (me ha caído una mota en el ojo.. despues ...)

- Amador - 22/09/2006 19:03

Deciamos antes, hasta que llegó la interruptus ocular... que un hijo es una cosa que anida en tu casa y te cuesta echarlo, hasta que está un minuto afuera y ya estás contando los minutos que falta para que vuelva, a veces sólo, otras con eso que corretea y toca pero se te cae la baba al verlo.

¡Pero que te lo arrebaten...!

El cuarto en el que me he instalado "precariamente" (tururú, dirá la mayor desde Sevilla: es suyo) se supone que va a ser mío pero tengo ganas que venga la sevillana para que me eche..(Ojú, con el ojo...hasta luego)

No hay comentarios: